Seguidores

31 de octubre de 2010

Pide un deseo..

Yo también he soplado a un abuelito pidiéndole un deseo y mi deseo se ha cumplido, pero sé y siempre sabré que no siempre es así. A veces pedimos lo imposible y los abuelitos no son más que unas pequeñas "flores" que nos dan miles de ilusiones pero quien de verdad puede conseguir lo que le pedimos somos nosotros. Los abuelitos simplemente nos dan el optimismo suficiente como para arriesgar y en el 95% de los casos ganar.
En todo caso lo mejor es seguir soplando miles y miles y millones y millones de abuelitos, conseguir el optimismo que necesitamos y cumplir nuestros deseos. Eso sí no digas un deseo en alto, que puede que no se cumpla.. :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario