Seguidores

8 de diciembre de 2010

- ¡Pellízcame!
+ ¿Para qué?
- Para comprobar que esto no lo estoy soñando, que eres real.
+ ¿No crees en mi existencia?
- Sí que creo, pero no creo que exista alguien tan perfecto.
+ No soy perfecto, tengo mis propios defectos.. Lo que pasa es que me miras con muy buenos ojos, con esos ojitos de niña buena que me vuelven loco.
- Te miro con los mismos ojos con los que me enamoré de tí, con los mismos ojos con los que en cada momento que te miro te quiero cada vez más y más. Por eso creo que eres tan perfecto.

+ Por eso te quiero yo tanto, porque ves todas mis virtudes y no piensas en mis defectos. No hace falta que te pellizque, lo único que hace falta es que te bese.
- ¿Y a qué esperas?
+ A que me prometas que me vas a querer siempre.
- Con tus virtudes y tus defectos, te voy a querer hasta mucho después el día de mi muerte, porque aún muerta, te seguiré queriendo.
+ Pase lo que pase, siempre estaré junto a tí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario