Seguidores

27 de diciembre de 2010

Sí, yo también lo soy, pero tú también.

Sí, lo acepto, somos todos unos inmaduros, sí, yo, tú, él, ella, nosotros, nosotras, vosotros, vosotras, ellos y ellas, todos. No sabemos hacer nosotros solitos las cosas, siempre necesitamos que este alguien detrás de nosotros ayudándonos, porque sino, nos caemos, vamos de los más machotes, de las mas guays, de los que reparten ostias y de las que desfasan al resto. Pero eso tan solo es una simple máscara, porque por dentro somos todos muy frágiles y nos rompemos con facilidad. Y la verdad, es que yo ya paso de todo, que si somos inmaduros somos inmaduros y ya está, lo único que hace falta es aprender de los errores, así se madura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario