Seguidores

31 de enero de 2011

Dear past love;

Ya se me han acabado las fuerzas para seguir luchando. Ya me siento vencida. El miedo y el dolor me pueden. No puedo seguir hacia adelante. Desaparezco de mí misma. Como si mi cuerpo y mi alma se separaran. Mi corazón late cada vez más deprisa. Me siento inquieta. Se me nubla la vista. Empiezan a caer lágrimas por mis mejillas. Me tiembla el pulso. Pienso en lo que me dices, me dijiste me dirás y no me has dicho. Desde la primera vez que te ví supe que la despedida sería dolorosa. Los días van pasando, y cada día que pasa es una lágrima más rozando mis mejillas. Ya son 24 lágrimas que han caído por tu ausencia y infinitas que han caido porque siemplemente me haces más falta de lo que pensaba.  Y aún recuerdo cuando soñaba un perfecto futuro junto a tí. Un futuro en el que dormíamos abrazados cada noche. En el que cada mirada me enamoraba más. En el que me recordabas lo mucho que me querías. En el que cada sonrisa provocaba más felicidad que la anterior. Un futuro perfecto, junto a tí. Intento enamorarme de gente que no eres tú, pero me resulta imposible, me cuesta volver a sentir hacia alguien lo que sentí por tí. Y me jode saber que esto ha podido acabar aquí. Me jode saber que he dejado de ser la dueña de tus besos. Sin embargo, me alegro de que hayas elegido a quien has elegido como dueña de tus besos, os mereceis. Pero poco a poco, esta herida va creciendo, y con el paso del tiempo, todo se va oscureciendo. Sin darme cuenta los días siguen pasando. Sin darme cuenta mis lágrimas siguen cayendo. Y llegará un momento en el que ya no pueda más, en el que me huya del dolor. Intento no mirar atrás, pero tengo una especie de efecto chucky y mi cabeza mira hacia atrás sin parar, lo que más me duele es que mi mirada acompaña a mi cabeza, y no me atrebo a cerrar los ojos. Necesito volverte a ver conmigo. Y dirán que los recuerdos no duelen, pero me da en la nariz que la gente se equiboca.  Porque por mucho que puedan hacerte sonreír siempre sigue existiendo nostalgia, siempre siguen existiendo esas ganas de revivir el pasado siempre siguen existiendo esas ganas de volver a cruzarse por el mismo camino de aquellas personas que crearon más que un sentimiento. Sigo pensando en que el día en que nuestros caminos se crucen de nuevo no está lejos. Mantengo la esperanza de que vuelvas a cruzarte por mi camino. Aún mantengo la esperanza de volver a sonreír como antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario