Seguidores

31 de enero de 2011

Ni el licor más fuerte puede hacer que deje de pensar en tantas cosas que no sé y quizás ni sepa -

No hay comentarios:

Publicar un comentario