Seguidores

19 de febrero de 2011


No ha salido el sol, miro en el reloj, son las 7 y no puedo dormir. Cojo tu jersey azul me gusta que huela a tí, siento que me abraza como tú. No has despertado aún, apago la suave luz que ilumina mi trocito de colchón. Entro en la habitación, oigo tu respiración, y los latidos de tu corazón. Vas despertando ya buscas en mi mitad y me encuentras esperando en un rincón. No puedes imaginar cuanto te quiero, ahora los relojes pararán. Tú acercándote a mi pelo, tú y tu mirada otra vez, quiero que no exista el tiempo, detener este momento, una vida es poco para mí. Siento miedo al pensar, que esta complicidad, algún día vaya a terminar, miedo a no volver a ver, tus ojos desvistiéndome, como lo hacen cada anochecer, abrázame otra vez. Vamos a prometer algo que nunca vayamos a romper. No puedes imaginar cuanto te quiero ahora los relojes pararán. No puedes imaginar cuanto te quiero ahora los relojes pararán. Quiero que no exista el tiempo detener este momento tu mi vida eres todo para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario