Seguidores

13 de marzo de 2011

+ Has cambiado.
- ¿Qué?
+ Pues eso, que ya no eres el mismo de antes; has cambiado; no te reconozco..
- Pero.. ¿A qué viene todo esto?
+ A que ya no eres el mismo que conocí aquel día, eres diferente.. Pero el cambio que has hecho ha sido a peor.. No sé que te ha pasado, pero ya apenas me hablas, cuando te miro no sonríes como lo hacías antes..
- Mentira. Sigo siendo el mismo de antes.
+ Ah, pues entonces es que he abierto los ojos y he descubierto lo estúpido que eres y lo ciegamente enamorada que he llegado a estar de tí..
- No, te equibocas, la verdad, es que sí que he cambiado. No eres la única que me lo ha dicho, por lo que deduzco que lo he hecho. Pero no sé volver atrás.
+ Pues hasta que no vuelvas no quiero saber nada de tí, lo siento. Adiós.
- ¡No! ¡Espera! ¡Vuelve!
+ ¿Qué pasa? ¿Has cambiado ya? ¡Oh, qué rápido!
- No seas sarcástica..  Prometo cambiar, pero para eso necesito tu ayuda. ¿Sabes qué? 
+ ¿Qué?
- Aún te quiero, y sé que tengo que cambiar, pero sin tí no voy a ser capaz..
+ No me empieces con mariconadillas de que me quieres, que eso ya no me lo creo, pero si realmente quieres volver a ser el de antes, si lo dices en serio, te ayudaré; te echo de menos, a tí no, sino a tu antiguo tú.
- Te prometo que no de fallaré.
+ Espero que las segundas oportunidades valgan la pena..
- Siempre lo valen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario