Seguidores

29 de abril de 2011

Hay oportunidades que pasan como trenes. A veces tenemos el billete, a veces no. Otras veces, simplemente nos subimos corriendo, asumiendo cualquier tipo de riesgo, solo porque pensamos que ese tren merece la pena a cambio de todos los demás que dejamos en la estación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario