Seguidores

5 de abril de 2011

Tumbarse en el césped, respirar hondo y recordar. Recordar momentos de risas, ruido y gente. Llantos, abrazos y soledad. Recordar esa noche en la que no me fui contigo, la que no subí por las escaleras hasta llegar a tu cama, la que no te di aquel beso, y es que ahora que lo pienso me arrepiento muchísimo.
- Imagínatelo por un momento –pensé- seguramente ahora estaría contigo, tumbados y diciéndote lo mucho que te quiero. O puede que no. Puede que lo estuvieras pasando tan bien con otra y que olvidarás de mí. Oh espera, eso es lo que has hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario