Seguidores

5 de abril de 2011

Y ella seguía allí, sonríendole y repitiéndole mil y una veces cuanto le quiere. Rompiéndose la cabeza de tanto pensar en él, porque ya eran más de 365 días esperándo una respuesta, algún ''te quiero'' o un ''yo también'', sufriendo cada vez que lo veía con otra y finjía estar feliz. Pero esa chica a cambiado, ahora muestra todo lo que siente y se ha propuesto vivir la vida, sin preocuparse por nada ni por nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario