Seguidores

30 de mayo de 2011

+¿Por qué has dicho su nombre?
- Por nada, había que romper el silencio.
+ Venga, que no soy tonto, anda, dímelo. Bueno, no hay más que verte cuando estás con él. Las sonrisas de idiota que se te dibujan en la cara, el toqueteo incontrolable de pelo... Se va a dar cuenta…
- ¿Cuenta de qué?
+ De que si te mira más de cinco minutos, se va a quedar enganchado a ti… Tanto como tú a el.
-No voy a estar con él. Me ha rechazado, asique ya no habrá nada con él…
+ Es una pena…
- ¿Por qué?
+ Verás, las chicas tenéis una extraña tendencia a engancharos a los chicos que os rechazan. Si os hubierais liado, posiblemente te hubieras cansado al mes, puede que al de una semana, pero así puedes estar pensando en él durante todos los días de los próximos cien años…

No hay comentarios:

Publicar un comentario