Seguidores

8 de mayo de 2011

Y miras atrás. Recuerdas cosas que pasaron y que pudieron haber pasado y te preguntas qué hubiera pasado si las cosas hubieran sido de otro modo. Te preguntas si hubieras sufrido más eligiéndole a él o si habiéndole elegido te hubieras cerrado muchas puertas. También te preguntas lo que hubieras y no hubieras llegado a sentir. Te preguntas lo inimaginable. Y esque de eso se trata, de arriesgar en el presente y no pensar en el futuro, nunca arrepentirse de los hechos. Pero nunca eres capaz de olvidarte de las estúpidas preguntas de "¿Y si..?". Él te confesó que te quería mucho, pero le dejaste marchar. Los remordimientos apenas te dejan dormir; pero es lo que hay, cuando se deja marchar una oportunidad, no te puedes guardar rencor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario