Seguidores

6 de octubre de 2011

Iñigo H.

Querido primo;
Tenía que confesarte que aquel día de verano de 2011 en el que te conocí, mi vida cambió por completo. Tuviste un gran efecto en mi vida, descubrí que existía alguien a aproximadamente 50 kilómetros de distancia en quien podía confiar. Lo supe desde el primer momento, desde aquel momento en el que me ayudabas a escapar de los borrachos fingiendo ser lo que ahora somos, primos. Desde que nos conocimos creo que nos hemos hecho sonreír el uno al otro siempre y creo que has sido alguien de suficiente confianza como para contarle mis problemas, mis ilusiones y desilusiones, mis esperanzas y mis depresiones. Por eso creo que debo darte las gracias y un gran abrazo a distancia, ya que eso es lo que jode esta amistad, la puta distancia. Y me cago en ella cada día, porque saber que no puedo verte cada día y no puedo contarte qué tal me ha ido el día con todo detalle aunque no te interese, me jode, me jode porque sé que por poco que te interesara me escucharías y sabes que yo haría lo mismo por tí. Si tú caes yo te levanto, si tú lloras yo te dibujo una sonrisa, si tu ríes yo río contigo, si tu te pierdes yo te ayudo a encontrar el camino, pero nunca olvides que jamás estarás solo. Por nada del mundo.
Solo me queda decirte que no me olvides nunca, y que yo jamás lo haré.
Espero que te haya gustado la carta enanoo:)
Tequieromuuuuucho!

1 comentario:

  1. De verdad, tequieromuchisimo, y que sepas que me vas a tener siempre a tu lado para lo que sea, y quiero tener contigo toda la confianza del mundo y mas.
    PRIMA TEQUIERO :)

    ResponderEliminar