Seguidores

29 de enero de 2012

Es como cuando dos niños aprenden a andar, uno se caerá más veces que el otro, y el otro aprenderá más rápido. Yo, en ese caso, soy la niña lenta, que es la que hace las cosas poco a poco.. Solo el tiempo cura las heridas, y puede que necesite más tiempo que otras personas para olvidar a alguien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario