Seguidores

18 de enero de 2012

Que nunca dudes lo que siento por tí;

Es jodidamente doloroso, verlo ahí en el mismo lugar que siempre, inmóvil, y yo cera de él, pero tan lejos al mismo tiempo, sin poder decirle que le quiero, sin poder preguntarle a ver qué tal está, sin poder recordarle que no debe hundirse, que yo estaré ahí siempre, porque si me dijiera ven, yo lo dejaría todo. 
Porque nadie se levanta queriendo a alguien y deja de quererlo a los 20 minutos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario