Seguidores

26 de mayo de 2012

Quise ser el brillo de satisfacción en tus ojos y no fui más que esa arenilla que entra en los ojos y estorba.

Fui parte de ese puto juego en el que te reías de mí y no me daba cuenta, y aunque supiera muchas cosas, nunca quise ver la verdad. Prefería esconderme en un mar de mentiras antes de perderte. Pero ya no aguantaba más, ya me había caido 583.927.685.287.911.015 veces y no quería caerme otra vez, por miedo a que no pudiera levantarme de la siguiente caída. Fui tonta, ciega, egoísta, feliz y me enamoré. Lo peor de todo es que tu no estabas enamorado de mí, y yo sí, y mi corazón, nuevamente, se ha roto. ¿Donde quedaron tantos besos, tantos abrazos, tantas cartas de amor, tantas miradas, tantas sonrisas y tantos momentos? ¿Donde ha quedado todo? Ni siquiera lo sé yo. Y dime, ¿Que ha sido de todos los te quieros? ¿Los decías de verdad, o eran también parte de tu juego? No sé si te das cuenta de que te quiero, te he querido y te seguiré queriendo, el tiempo curará las heridas que me hiciste, pero no borrará esa huella tan profunda que has dejado en mi corazón, porque esa no la va a poder borrar nadie.. Ya no sé que decir, qué hacer ni cómo actuar cuando hablo contigo, no sé como reaccionaré cuando te tenga delante.. Pero ante todo, aunque me tengas olvidada, aunque vayas a ser más feliz sin mí, aunque pases de mí, te pienso esperar siempre que quieras. Porque aunque me hayas hecho mucho daño, aún te quiero. Aunque nunca me hayas visto llorar, quiero que sepas que lloro por dentro, porque cuando estaba contigo yo era realmente feliz, y no pensaba en el daño que me hacías.. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario