Seguidores

11 de septiembre de 2012

¿Sabes? No pido nada más que estar entre tus brazos.

- Hola mi niña, ¿qué tal?
+ Hola, pues bueno, he tenido mejores días, ¿y tú?
- Yo estoy bien. ¿Qué te pasa?
+ Mira, posiblemente sea cosa mía, pero no sé lo que nos pasa.
- ¿A qué te refieres?
+ No sé, me dices cosas bonitas cuando estamos a solas, pero si tus amigos están delante, te noto distante, como si te avergonzaras de mi...
- No seas tonta, ¿cómo me voy a avergonzar de ti? Si ahora mismo, eres lo mejor que tengo.
+ Ahí está el problema, ahora mismo, en un par de semanas puede que lo mejor que tienes cambie de nombre, de personalidad y de físico, y te digo de verdad que una vez que me vaya, no pienso volver...
- No te reemplazaría ni por la mujer más bella del mundo, porque para mi ese puesto lo ocupas tú,  y quiero que sepas que cada vez que te tengo a mi lado me siento el hombre más afortunado del mundo, que te echo de menos a cada segundo que me faltas. Te quiero muchísimo mi princesa, nunca lo olvides.
+ Te quiero, cariño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario