Seguidores

5 de octubre de 2013

¿Acaso no lo ves?

Me pregunto una y otra vez si estaremos juntos, ¿a qué hora? ¿en qué minuto? ¿de qué día? ¿de qué mes? Me pregunto si tu eres el tren indicado, el que yo siempre he esperado, si por fin ya te encontré. 

¿Por qué?

No sé si lo que pienso será verdad, pero a veces pienso que no valgo la pena; me siento como un trapo tirado en la esquina de un contenedor de basura; sola, sin valor, inútil... Siento que ni valoro ni me valoran. Siento que a veces doy la mano pero me agarran el brazo. Siento que a veces la que agarra el brazo soy yo. 
No me doy cuenta de que me rodean personas increíbles, no veo que están dispuestas a todo por mí. No sé si o hacen porque yo también lo he hecho por ellos y se sienten en deuda o simplemente porque realmente quieren hacerlo, por verme feliz. No lo sé. Pero creo que no me merezco a nadie, ni nadie me merece a mí