Seguidores

30 de diciembre de 2014

Hacer de tu nombre una de esas palabras con más valor que sentido.

Gracias por entrar en mi vida cuando más necesitaba el cariño de una persona. Gracias por quedarte. Gracias por cada sonrisa. Gracias por cada abrazo. Gracias por cada beso. Gracias. Gracias por divertirme. Gracias por aceptar mis defectos y quererlos. Gracias por quedarte cuando parecía que las cosas se torcían. Gracias por ser tú. Gracias por dejarte querer. Gracias.

4 de diciembre de 2014

Mi gran estrella:

Y si cada día pienso en ti, es porque te llevo muy adentro. En los ojos del resto veo tu mirada, en otras sonrisas solo veo la tuya, en otras voces solo te oigo a ti... Y que cada día que pasa puede que se haga más duro, pero la herida cada vez duele menos. Y que en cada paso que doy me siento más cerca de ti, te siento más adentro, pero cada vez son más borrosos los recuerdos y los buenos momentos. Y que algún día, de un modo o de otro, nuestros caminos volverán a unirse, lo prometo.

26 de noviembre de 2014

Ojalá

Ojalá que todo empezara con una sonrisa de complicidad, con una conversación cualquiera. Ojalá que todo comenzara con unos ojos que no puedes mirar por miedo a perderte en ellos. Ojalá que todo empezara con silencios que no incomoden y con charlas infinitas hasta las tantas. Ojalá... Que un minuto de silencio termine en un beso. Que diez terminen en un abrazo. Que una hora termine con dos personas perdidas entre sábanas. Ojalá. Ojalá que no haya secretos, que la confianza fluya tanto como fluyen los pensamientos mientras dormimos. Ojalá que algún día todos podamos disfrutar de algo así. Ojalá. 

9 de noviembre de 2014

Te miro y se me van los ojos

Nada más mirarte me pierdo. Me pierdo en tus silencios, en tu mirada perdida, en tu sonrisa, en tus suspiros. Me pierdo escuchando tu voz. Te miro los labios. Los quiero. Solo para mí. Te quiero a ti, entero, con tus virtudes y defectos, con tus alegrías y penas. 

7 de octubre de 2014

Después de tanto tiempo sin llorarte...

He vuelto a permitir que mis ojos derramen lágrimas de dolor. He vuelto a soltar esa carga que tenía retenida dentro de mí, ese dolor que callo yo y al igual que otros tantos. Hoy he vuelto a escuchar nuestras canciones, especialmente la nuestra por excelencia: Historia de un sueño. Me acuerdo de ti, cada mañana al despertar, cada noche al dormir. Todas y cada una de las marcas que has dejado en mi las llevaré siempre conmigo, tanto la estrella de mi muñeca como la huella de mi corazón. Hay personas que vienen y se van y hay otras que se quedan dentro, tú eras de las segundas y siempre lo serás. Garbi, ten claro que siempre estarás presente en mi vida y en las de todos los que te rodeaban. Y cada 22, da igual del mes que sea, sera tuyo, porque no hay nadie que merezca más ser recordada que tú. Te quiero chiquitina.

13 de septiembre de 2014

Tras meses de silencio...

Me he querido convencer de que no es fácil olvidar a alguien, pero no es así. No tienes que olvidar a alguien que has querido, pero si que tienes que aprender a quererle de un modo distinto. Los trenes van y vienen y las oportunidades se detienen y se van, por lo tanto no estarán ahí para siempre.

7 de mayo de 2014

Y, sin embargo, pensé por mi bien.

Y pensar que pude haber rozado tus labios por última vez, que podía haber recordado el sabor de tus besos y que sin embargo no lo hice, porque preferí ser feliz a recordar algo que no volveré a tener. 

26 de marzo de 2014

"Estos labios que saben a despedida, a vinagre en las heridas, a pañuelo de estación"


Me falta valor para decirte que te echo de menos.

Y es que, desde que tú entraste a mi vida no he sentido lo mismo por nadie por más que lo intente, y parece que tú no lo comprendes. Parece que volver a reír por nada es como volver a los días felices, y parece que tú no lo ves.
Y es que, quiero volver a ser la que se pierde entre tus sábanas, entre tus abrazos y entre tus besos, quiero volver a ser la única para ti.

12 de febrero de 2014

Hola pequeña;

Tenía muchísimas ganas de tener un rato largo libre para hablar contigo. Ya han pasado tres semanas desde que te fuiste y me parecen una eternidad. Dicen que los mejores siempre mueren jóvenes, y lo acabo de entender. Los mejores no merecen estar en este mundo lleno de hijos de puta, merecen estar en un lugar mejor, pero yo quería pasar más tiempo junto a ti. Yo y todos tus amigos y amigas que lloramos tu ausencia día a día. Y nos preguntamos, ¿por qué tú? ¿por qué ahora? No logramos entenderlo. ¿Con quién me sacaré esa foto que nos prometimos? ¿Quién dormirá conmigo estos carnavales? ¿Con quién miraré las estrellas este verano? ¿Con quién pasearé durante horas por no ir a la piscina? ¿Con quién me iré a una esquinita a motivarme cantando canciones de La Oreja de Van Gogh?Tantos planes que no llegarán... Y es que, desde que no estás siento un gran vacío dentro de mí. Ya no tengo a quién darle esos buenos días tan graciosos, ni nadie que me los dé a mí. Nunca tendré la facilidad de hablar con alguien como la tenía contigo. El modo que tenías de entenderme no lo tiene nadie y nadie lo tendrá. 
Maldigo el 22 de enero de 2014 con todas mis fuerzas, maldigo cada segundo que podría haber pasado junto a ti y no lo he hecho. Lo único que me tranquiliza es que en nuestra última conversación te recordé lo mucho que te quería y nunca dejé de decirte lo agradecida que estaba de tenerte en mi vida. Porque tú, Garbi, eras de las más bonitas casualidades de mi vida, un gran golpe de suerte. Y que nunca, en la vida me atreveré a decirte adiós, porque jamás te irás de mi lado. Puede que tenga un corazón pequeño, pero es que solo dejo entrar a los que me importan, y tú, fuerte y luchadora, te has abierto un gran hueco imposible de reemplazar por nadie. 
Me pregunto qué será de mí, cuando, cada vez que pase por al lado de tu casa, me vengan todos los recuerdos de golpe. Yo, solo te prometo que nuestra camiseta tuneada siempre la llevaré conmigo, será de los mejores recuerdos que tenga de ti. Aún recuerdo aquel día de verano en el que las dos salimos con nuestras camisetas. Qué gran día.
Te juro, mi niña, que por nada del mundo perdonaré a quien te haya podido borrar esa sonrisaza, que todos sabemos que como tú no hay nadie ni lo habrá. Y recuerda, la estrella que más brilla en el cielo, esa tan bonita, eres tú, y que cada vez que la veo aparecer entre las nubes pienso en ti mientras sonrío suavemente pensando en lo feliz que me has podido hacer en todo este tiempo.
Por si en su día te lo dije pocas veces, te quiero muchísimo.
Descansa en paz reina.

#GARBISIEMPRE






17 de enero de 2014

Miénteme, condéname, encadename, sedúceme, hazme tuya hasta que muera de dolor.

- Me voy, pero te echaré de menos.
+ Vale, vete, pero deja de mentir, no me digas que me echarás de menos cuando sabes que mañana ya no te acordarás de mí. 
- Claro que me acordaré, y siempre te echaré de menos.
+ ¡Basta ya! ¿Quieres hacer el favor de dejar de mentir? Esto duele, y si lo complicas de ese modo duele aún más. 
- Te juro, por lo que más quieras, que siempre me acordaré de ti.
+ Si es así, espero que te acuerdes de mí cuando beses los labios de otra.