Seguidores

17 de enero de 2014

Miénteme, condéname, encadename, sedúceme, hazme tuya hasta que muera de dolor.

- Me voy, pero te echaré de menos.
+ Vale, vete, pero deja de mentir, no me digas que me echarás de menos cuando sabes que mañana ya no te acordarás de mí. 
- Claro que me acordaré, y siempre te echaré de menos.
+ ¡Basta ya! ¿Quieres hacer el favor de dejar de mentir? Esto duele, y si lo complicas de ese modo duele aún más. 
- Te juro, por lo que más quieras, que siempre me acordaré de ti.
+ Si es así, espero que te acuerdes de mí cuando beses los labios de otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario